REDUCCION DE SENOS

La cirugía de reducción de mamas, también conocida como Mamoplastía de Reducción, es un procedimiento que se utiliza para eliminar el exceso de piel, grasa y glándula mamaria.

La cirugía de reducción de mamas No solo implica un objetivo estético para mejorar tu autoestima y autoconfianza sino mejora el área funcional al mejorar la postura o dolor cervical condicionado por el peso de los senos o desean resolver problemas como los siguientes:

· Dolor crónico de espalda, cuello y hombros que les hace tomar medicamentos para el dolor

· Irritación o erupción cutánea crónica debajo de las mamas

· Dolor en los nervios

· Limitación de las actividades

· Dificultad para encontrar sostenes y ropa adecuados

Esta cirugía se puede realizar a cualquier edad, en ciertos casos incluso durante la adolescencia. Sin embargo es importante tomar en cuenta algunas condiciones especiales, como si deseas amamantar existen ciertas técnicas quirúrgicas que pueden preservar tu capacidad de amamantamiento o si deseas perder peso, es necesario esperar hasta completar la pérdida ya que condicionaría un cambio en tamaño y/o caída de los senos.

La cirugía de reducción de mamas presenta los mismos riesgos que cualquier otro tipo de cirugía mayor: sangrado, infección y una reacción adversa a la anestesia. Otros riesgos posibles son:

· moretones, que suelen ser temporales

· Cicatrización (el tipo de cicatriz depende de la técnica quirúrgica utilizada que está en función de las características de cada paciente)

· Eliminación o pérdida de sensibilidad en los pezones y en la piel que los rodea (areolas)

· Dificultad o incapacidad para amamantar

· Diferencias en el tamaño, la forma y la simetría de los senos

Durante la consulta preoperatoria, es importante realizar una historia clínica detallada para determinar si presenta alguna enfermedad que podría condicionar algún retraso en la cicatrización, se realizara mediciones de las mamas y se tomara fotografías para el expediente. Durante la valoración se determinara el tamaño que la paciente desea alcanzar y según la cantidad de piel a resecar así como de grasa y glándula serán las cicatrices que presentara, desde una vertical de la areola hasta el pliegue inframamario hasta una cicatriz en ancla invertida que consiste en una vertical y horizontal la cual se oculta en el pliegue inframamario.

Antes de la cirugía, se debe realizar laboratorios como Biometría hemática completa, tiempos de coagulación (TP, TPT), glucosa, creatinina y en pacientes mayores de 45 años Electrocardiograma y valoración preoperatoria por Médico Internista o Cardiólogo, también se solicitara en casos seleccionados ultrasonido mamario y/o mamografía.

Se indicara suspender Aspirina 14 días previos a la cirugía para evitar problemas de sangrado, así como suspender el tabaco.

Por lo general, la cirugía se realiza con anestesia general, y puede ser cirugía ambulatoria u hospitalizarse por 1 día.

La técnica específica que se usa para reducir el tamaño de los senos puede variar. Según la característica de cada paciente para lograr remodelar el seno y reposicionar tanto el pezón como la areola

Intentamos lograr la simetría entre ambos senos; sin embargo, es probable que ocurra alguna variación en el tamaño y la forma de estos. Es posible que también se reduzca el tamaño de la areola. Las cicatrices de la incisión se atenúan con el tiempo.

Inmediatamente después de la cirugía:

· Las mamas se protegerán con gasas, vendaje o brasier postquirúrgico.

· Se puede colocar una sonda para drenar el exceso de sangre o fluido

· Se recetara analgésico y antibiótico.

Durante los primeros días después de la cirugía, las mamas probablemente se sientan sensibles y duelan, también pueden inflamarse y presentar moretones. Se recomendara utilizar un sostén de compresión por 4 semanas, durante este periodo se limitará las actividades físicas.

Se realizara citas de seguimientos para retirar el drenaje entre 3-5 días y retirar los puntos entre 7 a 10 días posterior a la cirugía.