IMPLANTE DE MENTON

La cirugía de Mentón mejora de manera notable uno de los rasgos más importantes de la cara que es la terminación de la mandíbula. Así se consigue que un mentón poco definido aumente hasta conseguir dar más fuerza a la personalidad, y un equilibrio armonioso al perfil del rostro.

La armonía estética de la cara está determinada por los huesos faciales, así como el volumen y posición de los tejidos blandos (grasa, músculos y piel) que están por encima de ellos. Cuando una de estas estructuras es pobre, excesiva o no guarda la relación anatómica estéticamente adecuada con el resto de las partes, la estructura se muestra desproporcionada y, en general, no contribuye a dar ese aspecto atractivo deseado.

La cirugía de implante de mentón puede mejorar la apariencia y la confianza en sí mismo, de una manera que quede natural, sin modificar la expresión del rostro. La Cirugía de Mentón puede realizarse individualmente o simultáneamente con otras cirugías que mejoran el perfil y la armonía del rostro, como la Rinoplastía y la Cirugía de Papada.

La cirugía del mentón puede estar encaminada a reconstruir defectos de nacimiento, adquiridos después del nacimiento o para mejorar las proporciones estéticas de la cara. Este procedimiento está indicado para pacientes con falta de proyección en el mentón, que deseen mejorar la armonía facial. Es una intervención rápida de 30 minutos y es realizada con anestesia local. El proceso es indoloro y ambulatorio. La operación se lleva a cabo mediante una incisión por fuera, específicamente debajo del mentón. Se hace un bolsillo por delante del hueso y se coloca un implante de silicón por delante del mentón, para aumentar su proyección.

En todos los casos es fundamental el estudio preoperatorio. Para determinar el tamaño de la prótesis se practica un estudio sobre una foto de perfil del paciente determinando la relación entre la nariz, los labios y el mentón.

Antes de la cirugía tendrás que evitar tomar aspirina, medicamentos antiinflamatorios y suplementos a base de hierbas, que pueden incrementar el sangrado, así como suspender completamente el cigarrillo ya que disminuirá la cicatrización de las heridas

Se solicitara laboratorios: Biometría Hemática Completa, Tiempos de Coagulación (TP y TPT), glucosa y creatinina.

Las prótesis son de silicón sólida que imita la textura y forma del mentón. Hay de diversos tamaños y proyecciones. Se distinguen muchas variantes, aunque las más comunes son las prótesis anatómicas, y las cóncavas. Las cóncavas tienen la clásica forma para aumentar y definir el contorno del mentón únicamente, mientras que las anatómicas poseen extensiones laterales que hacen que sirvan no solo para aumentar

el tamaño del mentón, sino también para definir más el contorno mandibular y la quijada

Las primeras 48hrs después de la cirugía se indica reposo en posición semisentada, colocando compresas de agua fría para disminuir el edema o hinchazón.

La tensión en la zona por la inflamación, generalmente cede en una o dos semanas. La hinchazón es normal y al mes y medio cede casi por completo. Puede presentarse entumecimiento del mentón durante un tiempo variable. Los puntos se quitan al 7° día del postoperatorio.

La actividad deportiva debe ser evitada por 2 o 3 semanas. La mayoría de las personas vuelven al trabajo a los 3 o 5 días de realizada la cirugía.